<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d23395282\x26blogName\x3dNo+al+silencio+3.1\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://noalsilencio.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CO\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://noalsilencio.blogspot.com/\x26vt\x3d130919832211684596', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

No al silencio 3.1

Crónicas de un transeunte citadino

TURMEQUÉ

domingo, abril 29, 2007

A uno le dan ganas de quedarse a vivir ahí. No es sólo que el tejo sea el deporte de todos los días ni que la gente sea radicalmente diferente a la de Bogotá, es que es un lugar que no se termina de descubrir. Es como el dulce que uno se mete a la boca y empieza a saborear. Primero sabe a fresa y luego a mandarina, después a eucalipto, luego a manzana y luego a durazno.

Cuando se está entrando por ese laberinto de sensaciones los nudos de la espalda se desenredan y una sonrisa sale del rostro como un conejo de su madriguera. Los pasos empiezan a darse solos y se descubre una nueva e inesperada liviandad, ya casi nada importa. Sólo se es ahí y en ese momento.

Lo único realmente malo de todo eso es que hay que regresar y volver a contaminarse.

Para ver el resto de las fotos haga clic en la que está abajo




escribió José Luis Peñarredonda, 7:53 p. m.

7 Comments:

Paila, vas a tener que llevarme a ese sitio.
Fabulosas fotos y todo un mundo. Felicitaciones
Describes ese espaciio como un paraiso. Maravilloso sentirse súper.
¡Vaya que hace tiempo que no publicas, animate!

Besitos para tu alma!
Nací en Turmequé y me sorprende gratamente que haya gente que difunda el valor de este PARAISO

Danilo
mi joseeeeeeeeeeeeeeeeeee
Estudié en Turmequé y estando en el colegio cree el logo del tejo y lo pintamos en los postes con mi amigo Ariel Suarez.

Giovany Moreno
Y entonces?? Se quedó en Turmequé? No volvió a escribir?

Comente